No puedes cambiar lo que eres, pero de todo lo que eres cada día puedes optar por lo mejor de ti

. 10 de noviembre de 2016

Por Roberto Celaya Figueroa

No creo que exista una persona que esté conforme al 100% con lo que es, tal vez quisiera poder cambiar algo de su físico, de su personalidad, de sus sentimientos, de la manera en que reacciona ante ciertas circunstancias o de lo que hace o puede hacer, independientemente de lo que no nos guste de nosotros tenemos mucho bueno, mejor o excelente que diariamente podemos elegir para nuestro pensar, sentir y actuar.

Antes que nada quiero aclarar eso de que “no puedes cambiar lo que eres”. Con esta frase no me estoy refiriendo a aquellas áreas de mejora que sí puedes trabajar en ti. Es más que obvio y evidente que tenemos un increíble potencial de cambio y adaptación, de que podemos dejar viejos y dañinos hábitos y costumbres por otras mejores, de que podemos siempre avanzar con un ánimo de ser cada vez mejores.

A lo que me refiero es a eso que te define como lo que eres, a eso que te hace diferente, a esas cualidades que puedes explotar y a esos defectos que estás llamado a disminuir. Aquello puedes y debes trabajarlo todos los días pues el más importante proyecto que tienes eres tú mismo, pero esto es lo que te da las características de tu personalidad y que difícilmente eliminarás de tu persona.

Pero el meollo del asunto no es discutir que eres o que no eres, o si puedes cambiar tal o cual cosa de ti o no, lo realmente importante del día a día que independientemente de lo que seas, de lo que tengas, todos los días puedes elegir lo mejor de ti para usarlo en tu proyecto de vida.

Imagínate que vas a hacer una comida. Para realizar la receta puedes escoger los mejores o los peores ingredientes. Ingredientes de primera, de calidad, frescos, sanos, o bien ingredientes de segunda o tercera, de nula calidad, llenos de químicos y procesados. La decisión será tuya así como las consecuencias de lo que comas.

Pues bien igual en tu proyecto de vida, cual si fuera una receta puedes usar los mejores ingredientes que tengas. ¿Eres desesperado, tienes mal humor o no tienes paciencia? Obvio no elijas esos ingredientes para tu receta. ¿Por qué no mejor elijes la confianza, la esperanza, el buen humor?, ¿no los tienes?, bueno pues igual que en la alacena de tu cocina busca en la alacena de tu vida otros ingredientes que sí tengas y que sí puedas elegir para tu receta.

¿Qué a veces no puedes elegir? Mira, pensar así de inicio establece un fatalismo en nuestra vida donde prácticamente decidimos que no podemos decidir. Yo quiero pensar que sí, incluso cuando en ocasiones es eso casi imposible (como por ejemplo en cuestiones de carácter), ¿por qué? por qué el simple hecho de pensar que la decisión final está en mí me permite estar en plenitud de mis capacidades, de mis habilidades, para enfrentar mi proyecto de vida.

Por ejemplo, alguien te fastidió, ni modo, a veces así pasa, eso no lo puedes controlar, pero lo que si puedes controlar es el ingrediente con que sazonaras tu receta de vida. En este caso tienes la opción de enojarte (o de continuar enojado) o bien de dejar pasar ese mal estado de ánimo no aferrándote a él con ideas justificatorias que hacen permanezca ese mal estado de ánimo. La decisión es tuya.

¿Qué a veces lo anterior es difícil? No digo que no lo sea. Igual una buena receta de cocina, una receta elaborada, es difícil y requiere de tiempo y esfuerzo, pero te pregunto ¿qué será más difícil?, o mejor aún ¿qué hará más fácil o más difícil tu vida: seguir molesto, enojado o enfadado o tratar (a veces tratar es el primer paso para lograr) que se te pase el enfado? Finalmente la decisión es tuya.

Todos los días tendrás muchas experiencias que te permitirán decidir qué parte de ti deseas trabajar para tu proyecto de vida, así que no lo olvides: No puedes cambiar lo que eres, pero de todo lo que eres cada día puedes optar por lo mejor de ti.

 

Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.
Formación • I+D+i • Consultoría
Desarrollo Empresarial – Gestión Universitaria – Liderazgo Emprendedor
www.rocefi.com.mx

 

También puede descargarse gratis el e-book completo del mismo autor “La Generación Ni-Ni-Ni” desde www.rocefi.com.mx  (Menú “Libros” Sección “e-book gratis”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies