¿Puede el Coaching contribuir a la empresa saludable?

. 4 de agosto de 2017

Jordi Expósito i Mengual

El presente artículo dibuja las líneas básicas para conocer la Empresa Saludable y el papel inicial que puede aportar el Coaching a este cambio de cultura organizacional.

Antes de dar respuesta a esta pregunta, debemos plantearnos si conocemos que quiere decir Empresa Saludable.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define un lugar de trabajo saludable como aquel en el que los trabajadores y los directivos cooperan para conseguir una mejora continua tanto desde el punto de vista de la salud, como de la productividad. Los beneficios del bienestar laboral se traducen fundamentalmente en términos de salud integral, productividad, imagen corporativa y promoción profesional.

De forma similar, la ENWHP ha definido la promoción de la salud en el ambiente de trabajo como la combinación de esfuerzos de empresarios, trabajadores y sociedad para mejorar la salud y bienestar de la personas en el trabajo, lográndolo mediante la combinación de una mejora en la organización del trabajo y en el ambiente de trabajo, una promoción de la participación activa de los empleados en actividades de salud, así como en el desarrollo personal.

En definitiva, una Empresa Saludable es aquella que está comprometida con su salud financiera, con la salud de su organización, con la salud de sus empleados, y con la salud de entorno; de forma indisoluble entre ellas, ya que si una está enferma, enfermará la totalidad de la empresa.

Sabiendo de qué hablamos cuando hablamos de Empresa Saludable, tomamos conciencia de que abordamos un nuevo paradigma en las organizaciones que desencadena un cambio de cultura en la gestión del equipo humano, llevando la salud de los trabajadores desde un medio para alcanza unos beneficios, a un valor estratégico clave en la organización.

Todas las empresas, considerando como empresa a contenido y continente (procedimientos, normas de actuación, cultura de organización… pero también las personas que trabajan en ella, sus culturas individuales…), están completas y tienen todo el potencial para conseguir el objetivo que se marquen. Y es bajo este principio fundamental que el Coaching puede jugar el papel importante de acompañamiento en la consecución con éxito de los objetivos planteados y obtener resultados excepcionales en el proceso de trasformación organizacional.

Cuando una organización se plantea cambiar de la cultura del poder o de la cultura de los procesos, entre otras, a una cultura de Empresa Saludable, es normal que existan miedos, miedos colectivos y miedos individuales, pero es síntoma de estar recorriendo el camino de su zona de confort a la zona de aprendizaje o expansión. Un recorrido fructífero que dará resultados extraordinarios.

La Metodología CORAOPS®, basada en aportar valor a las organizaciones para lograr empresas excelentes y comprometidas, trabajando con las personas y sus equipos, es una herramienta más que interesante para abordar este cambio cultural, al tratarse de un metamodelo de gran utilidad para el desarrollo individual y de equipos en los procesos dentro de la organización. Una metodología que trabaja el Contexto, los Objetivos, la Realidad, las Opciones, el Plan de Acción y el Seguimiento; siete fases interrelacionadas y retroalimentadas que permiten una adaptabilidad continua en el desarrollo del proyecto, adaptabilidad clave para alcanzar el éxito.

Cuando una empresa se plantea cambiar a una cultura de Empresa Saludable, el Coaching sí puede jugar un papel importante de acompañamiento para alcanzar el éxito.

Jordi Expósito i Mengual
Coach CORAOPS
Etiquetas:Coaching, Bienestar corporativo, salud, empresa, empresa saludable,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies