¿Cómo nos hacemos protagonistas de nuestra historia?

. 18 de enero de 2017

paulina-arrau

Por  Paulina Arrau

En momentos difíciles, muchas veces he escuchado a otros decir con gran convicción que “yo sé que todo es para mejor”, frase que desde mi percepción, suena como a una especie de “presagio” que deja a Dios, a la Vida o al Universo a cargo de compensar nuestros dolores y a nosotros mismos, sin darnos cuenta, como simples espectadores o en el mejor de los casos, como administradores en vez de protagonistas o gestores.

Destaco la frase, sin darnos cuenta, porque efectivamente es así, muchas veces no tenemos conciencia del lugar que estamos ocupando en cada una de nuestras circunstancias.

Una manera fácil para descubrirnos, es la de escucharnos a nosotros mismos relatando nuestra propia versión de los hechos, si nuestra explicación de lo ocurrido gira entorno a la responsabilidad que tuvo un otro dejándonos como víctimas de las circunstancias, estamos en el papel equivocado, porque incluso callar, no hacer o dejar de hacer, aceptar estando en desacuerdo o hacer como que no vimos, es una decisión personal.

Ahora bien, cuando mi análisis es tan exhaustivo respecto de la participación del otro dentro de la problemática y de su responsabilidad sobre mi propio actuar (yo hice, dije o sentí porque el o ella…), ¿a quién estoy dejando fuera de la ecuación?.

A continuación les dejo algunas preguntas que podrían servirles para tomar conciencia, realizar cambios y buscar nuevas alternativas.

¿Qué está pasando?
Describe los hechos, rescata el fenómeno, evita responderte los por qué, estarán cargados de suposiciones y de interpretaciones personales.

¿Cuál es mi participación dentro del conflicto o de qué me puedo responsabilizar?
Para contestar esta pregunta:

Piensa en la respuesta a esa pregunta idealmente cuando estés en una emoción que te predisponga positivamente.
Mira el conflicto desde arriba, para que puedas mirar a todos los participantes, incluyéndote.
Enfócate en ti y sólo en ti:
¿De qué manera estoy afectando el actuar de los otros? Por ejemplo: cuando uno es muy exigente o muy crítico, generalmente no logra potenciar a quienes tiene a su alrededor, llámese subalternos, hijos o pareja, estos tienden a equivocarse mucho mas

¿Cuánto de lo que percibo que pasa, se relaciona con mis propios conflictos personales? Por ejemplo: si he aprendido a ser una persona desconfiada y ese es el filtro con el que miro la vida, cuántas veces habré desconfiado de una situación o de una persona de manera desmedida? Cómo habrá eso afectado las circunstancias? Qué habría pasado si me hubiera abierto a la posibilidad de que yo mismo estaba tiñendo las cosas con mi propio filtro?

¿Cuánto de lo que pasa tiene que ver con mis propias limitaciones? Por ejemplo: Siento que me pasan a llevar, pero nunca he dicho qué es lo que me molesta, quiero que me consideren, pero cuando lo hacen no sé cómo reaccionar y prefiero dar un paso al costado, quiero ser reconocido, pero yo mismo me quito los méritos, etc.

¿Qué hizo que yo eligiera estar dónde estoy? ¿Fui consecuente conmigo mismo al elegir? ¿Qué prioricé? Muchas veces el trabajo, la pareja, las vacaciones, el auto, la casa, el colegio de los niños, por nombrar algunas circunstancias, han sido mal elegidas y desde ahí todo a resultado mal.

En el momento en que miramos los conflictos como una oportunidad para aprender de nosotros mismos, estamos frente a la posibilidad de mejorar y de proveernos una realidad cada vez más acorde con lo que queremos y merecemos.

Es desde ese lugar donde la frase, “yo sé que todo es para mejor”, cobra sentido para mí, ya que cualquier circunstancia por difícil que sea, la estamos usando a nuestro favor.

Paulina Arrau
Ingeniero Comercial
Life Coach
www.lifecoacharrau.cl

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies