Movimiento SLOW

. 22 de agosto de 2017

 vanessa-sanchezPor Vanessa Sanchez

¡Levanta el pie del acelerador y vive a velocidad de un caracol¡

Precisamente el caracol es la imagen elegida por este movimiento, que apuesta por una forma de vida más lenta, racional, plena, sostenible y por supuesto, humana. 

Movimiento Slow, no es algo reciente, surgió en 1986 cuando el periodista Carlo Petrini protestó en contra  de la apertura de un restaurante Mc Donald´s en la Plaza de España de Roma. Consideró que este tipo de establecimientos fast food iba a traer consecuencias negativas sobre los hábitos alimenticios de la comida mediterránea, por lo que el movimiento comenzó,  como slow food, contrario al tipo de comida rápida que predomina en Mc Donald´s. 

A partir de aquí, se generó un movimiento mundial, que se amplió más allá de la comida; slow life, slow fashion, slow sex, Incluso ciudades enteras conviven bajo esta filosofía de vida. En España puedes descubrirlas en Cittaslow.

Este modo de vida promueve calmar la actividad humana. Piensan que las cosas importantes de la vida no deberían acelerarse. El movimiento Slow propone que no nos dejemos llevar por las prisas, por la velocidad, ni que vayamos con el piloto automático por la vida. Sino que bajemos el ritmo y seamos más conscientes de lo que hacemos, y de cómo lo hacemos. Respetando nuestro propio ritmo, y el ritmo de las cosas que nos rodean, incluso respetando el ritmo del propio planeta.

Contrario a lo que pueda parecer, o podamos asociar a la palabra Slow (lento, despacio),  no significa no hacer nada o ser perezosos.  Los partidarios de esta corriente animan  a la actividad. El nuevo enfoque está en hacer cosas,  pero de manera más calmada, relajada y, más consciente, lo que nos aportará mayor un disfrute. Consiste en apostar  por la calidad frente a la cantidad.

Obsérvate y piensa, cómo es habitualmente la velocidad de tus movimientos.

¿Cómo es tu ritmo cuando andas?
¿Cuándo vas a la compra?
¿Cuándo friegas los platos?
¿Cuándo comes?

Ahora imagina que  te has convertido por unos minutos en un precioso caracol!  Imagínate caminando por el salón de tu casa o  comiendo…

¿Qué  nuevas sensaciones tienes?
¿Cómo ves las cosas a tu alrededor?
¿Cómo está  tu cuerpo? ¿Cómo le sientes?

Tras  este pequeño juego  ¿Qué te vendría bien decirte ahora mismo?

Feliz Slow Agosto!

“Las personas son veloces para juzgar a los demás, pero muy lentas para corregirse a sí mismas”-

Inhalo sorpresa, exhalo siempre gratitud.

 

Vanessa Sánchez
Coach personal y profesional
www.vanessasanchezcoaching.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies