¿Qué más está ocurriendo, además de aquello que no me gusta?

. 10 de mayo de 2017

paulina-arrau

Por  Paulina Arrau

Que coexistimos con nuestra realidad es un dato de la causa, sin embargo, como nos relacionamos con cada una de las circunstancias que la conforman, no lo es.

Cada ser humano tiene una particular manera de vivir sus experiencias, al comparar el comportamiento entre un individuo y otro frente a un mismo estímulo, incluso si sus condiciones son similares (estado civil, edad, educación, nivel socioeconómico, etc), podríamos encontrarnos con respuestas muy distintas entre ellos.

¿A qué se debe esto? A que la inteligencia detrás de nuestros rasgos de personalidad, nos condiciona hacia una particular manera de pensar, sentir y actuar, la que a su vez, impacta directamente nuestra manera de percibir todo aquello que nos ocurre directa o indirectamente.

Dicho de otro modo, nuestra percepción es el “filtro” con el que miramos nuestras circunstancias y lo que le da forma y fondo a todo aquello con lo que convivimos diariamente, al punto, que pueden existir tantas realidades como observadores de la misma.

Aunque nuestros “filtros” con su sesgo “tiñen” nuestra propia interpretación de las circunstancias, no son clasificables como buenos o malos, sí podríamos decir que hay unos mejores que otros, según como nos afecten en 2 momentos que considero claves:
1.      Cuando hacemos el Diagnóstico, sobre que es lo que creo que está pasando (entender el fenómeno)
2.      Cuando tomamos la decisión, respecto de donde voy a voy a habitar (el vaso lleno o el vacío) y cual será mi rol dentro de la historia que me cuente.

¿Por qué pienso que son momentos clave?, porque es ahí cuando decidimos como vamos a VIVIR LA SITUACIÓN y eso en el tiempo determinará nuestra CALIDAD DE VIDA.

Ahora bien, no porque esos filtros existan en nuestra vida, estamos condenados, podemos EJERCITAR NUESTRA MENTE y desinstalar  o recalibrar aquellos que no nos aportan positivamente.

En este artículo les propondré hacerlo intencionando nuestros pensamientos para habitar la mayor cantidad de tiempo en el lado medio lleno del vaso, ojalá 24/7 todos los días del año.

        “Nosotros mas que convivir con “circunstancias” (territorio), lo hacemos con
                                                  “experiencias” (mapa)”

Aunque esto no ocurra en forma natural, siempre podemos hacer un esfuerzo consciente para habitar en el lado medio lleno del vaso, dado que es un espacio que existe aunque no lo veamos.

Si yo preguntara…
¿En qué momento está ocurriendo “lo medio lleno” y “lo medio vacío” del vaso?
La respuesta sería…
Simultáneamente

Por lo tanto, para habitar en ese lugar, sólo hay que buscar que más está ocurriendo, además de aquello que no nos gusta.

Ejemplo 1:
Estoy en un taco.
i)      Si habito el lado medio vacío:
Centro mi atención en lo que yo considero que es el “problema”, que en este caso, podría ser la perdida de tiempo.
Aquí no tengo de donde apoyarme para sostener positivamente la situación, en este espacio soy consciente de cada minuto que pasa mientras estoy en el taco y me agobio.
ii)     Si habito el lado medio lleno:
Decido ver algo distinto a lo que yo considero que es el “problema”.
Centro mi atención en lo que decida que está ocurriendo además del “problema”, que en este caso podría ser el sentir que ahora tengo tiempo para mi.
Aquí estoy mas positivo/a y abierto/a a buscar nuevas acciones posibles que me permitan sostener la situación de mejor manera (cantar, meditar, mirar el paisaje o ponerme al día con alguien al teléfono (válido sólo si tengo manos libres)).

Ejemplo 2:
Estoy en un directorio y durante mi presentación alguien con mucha cara de aburrido bosteza…
i)      Si habito el lado medio vacío:
Centro mi atención en lo que yo considero que es el “problema”, que en este caso, podría estoy aburriendo a mi audiencia.
Aquí no tengo de donde apoyarme para sostener positivamente la situación, en este espacio creo que lo estoy haciendo mal y me pongo muy nervioso/a.
ii)     Si habito el lado medio lleno:
Decido ver algo distinto a lo que yo considero que es el “problema”.
Centro mi atención en lo que decida que está ocurriendo además del “problema”, que en este caso podría pensar que la persona en realidad no tiene cara de aburrido, tiene sueño y bosteza porque pasó una mala noche.
Aquí estoy mas positivo/a y abierto/a a buscar nuevas acciones posibles que me permitan sostener la situación de mejor manera (Cambiar el tono de mi presentación, hacer un par de preguntas a la audiencia o preguntar si alguien tiene alguna duda).

           Mientras mas “ejercitemos” nuestra capacidad para encontrar en cada
                 circunstancia, aquello que representa el lado medio lleno del vaso,
                                    mejor será nuestra calidad de vida.

                                            Vale la pena intentarlo!

 

Paulina Arrau
Life Coach
www.lifecoacharrau.cl

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies