Liderazgo 2020 y Coaching: Inteligencia social y emocional

. 7 de abril de 2015

maria-lopez-herranz

Por María López Herranz

3. Habilidades del Líder 2020: Inteligencia social y emocional

El impacto de lo que hacemos ahora llega más lejos. La influencia que tenemos como líderes y como personas en muchas ocasiones no tiene fronteras. Si antes nos movíamos en sistemas humanos que bajo alguna perspectiva podrían considerarse finitos, limitados, ahora pertenecemos a sistemas casi infinitos, repartidos por países y culturas diferentes, lo que hace que el alcance de nuestras decisiones y nuestras acciones se haya multiplicado exponencialmente.

Cada vez más los líderes tienen equipos multiculturales y multigeográficos. Gestionan equipos presenciales y virtuales dentro de organizaciones globales que cuentan con todos los adelantos informáticos y tecnológicos para interconectar a sus miembros. Organizaciones que además impulsan estos intercambios culturales y geográficos como estrategia para ser más flexibles, más dinámicos, más abiertos y más eficaces y más competitivos. Sobre el papel esta propuesta es apasionante, sin embargo el día a día nos dice que gestionar equipos multiculturales requiere de líderes que desarrollen habilidades diferentes para lograr el éxito en este tipo de gestión.

El líder 2020 sabrá darse cuenta de que el único lenguaje universal es el de las emociones. Que más allá de la nacionalidad y de la cultura de las personas que forman parte de sus equipos, más allá de sus lenguas maternas o vehiculares, está el lenguaje común de las emociones, los sentimientos, los estados de ánimo y las necesidades humanas.

Es por ello que la inteligencia social y emocional es ya una habilidad esencial para gestionar y motivar equipos multiculturales con éxito, tanto de forma presencial como virtual. Es el verdadero lenguaje universal para un entendimiento sin barreras. El líder 2020 necesita ser capaz de detectar el estado emocional de las personas con las que trabaja, de forma que pueda saber lo que está ocurriendo en cada momento y qué recursos puede emplear para que estos estados emocionales sean impulsores de resultados positivos. Para ello desarrollar la capacidad de observación y de escucha activa, la empatía y la asertividad es fundamental a la hora de ejercer un liderazgo productivo, inspirador y eficaz.

Los coaches, como ya hemos visto en post anteriores, tenemos herramientas para acompañar con éxito a los líderes en el desarrollo de estas habilidades. No sólo porque estamos entrenados para ello, sino también porque no nos son ajenas, son recursos que nosotros mismos hemos desarrollado para desempeñar con éxito nuestra profesión. Ahora tenemos la ocasión de acompañar a los líderes 2020 para que recojan ese testigo y puedan continuar su carrera disfrutando de mayores satisfacciones y construyendo equipos más motivados, más comprometidos y más felices, por muy lejos que estén.

 

María López Herranz
Coach Ejecutivo y de Equipos PCC por ICF
Past President de la International Coach Federation en España
Autora del manual de Liderazgo “La Estrategia del Cid”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies