Porqué es importante definir bien los objetivos

. 27 de abril de 2018

Por  Mª Angeles González 

Al determinar claramente el objetivo a conseguir, aumentan las posibilidades de alcanzar resultados extraordinarios.

Al realizar un proceso de coaching, partimos de una exploración de la realidad presente para, a partir de la misma, llegar a una meta determinada como estado deseado. Como es lógico, la eficacia del proceso se medirá en función de la aproximación al objetivo que se haya acordado al inicio, realizando una exploración de la realidad y de los deseos y aspiraciones del coachee. Vemos por tanto que el eje sobre el que pivota todo el proceso es la buena determinación de objetivos. Si no se hace adecuadamente, no se consiguen progresos, al no quedar enfocado con claridad hacia dónde nos dirigimos. Tampoco se pueden asignar con propiedad los recursos destinados a llegar a la meta, ya que no está claramente definida.

Para evitarlo, dentro del proceso CORAOPS, utilizamos el sistema SMART+.

Cómo implementar de la mejor manera la definición de lo que queremos alcanzar es el primer desafío y el más importante, si realmente queremos conseguir resultados extraordinarios. La posición mental hacia el objetivo ha de ser la de yo puedo, yo me comprometo, hay una responsabilidad personal sobre el proceso, y en función del resultado que obtenga, puedo valorar qué herramientas o formas de hacer las cosas he de variar para estar más cerca de lo planeado.

El efecto de delimitar un objetivo con claridad es de foco, alinea las fuerzas y sentimientos de la persona y da propósito a su vida. Para poder conseguir esa calidad de compromiso es fundamental que los valores que subyacen al mismo estén de acuerdo con los del interesado, puesto que un objetivo que va en contra del nivel más profundo de la psique no tiene muchas posibilidades de salir adelante.

Cuando se comienza a explorar un posible objetivo, para que de verdad sea SMART+, ha de cumplir una serie de cualidades:

Que se exprese en positivo, qué es lo que quiero lograr, no lo que quiero evitar.
Que dependa únicamente de mí. Un objetivo propio no puede ser algo que tiene que hacer o decidir otra persona.
Que sea importante para el interesado, deseado y motivador, alineado con sus valores.
Que sea ecológico, o sea que sus consecuencias sean apropiadas y beneficiosas para él y para el sistema en que se mueve.
Y, por supuesto, S específico, M medible, A acordado, R realista y T con plazos definidos.
Un objetivo que cumpla con todos estos requisitos tiene grandes posibilidades de alcanzarse.

Cuando se sabe lo que se busca, cualquier oportunidad que aparezca en el camino es reconocida como tal, y los esfuerzos realizados cobran un sentido y dirección que de otra forma no tendrían.

El verdadero reto y la belleza de esta profesión es acompañar a las personas  a determinar qué es lo que de verdad quieren conseguir; ofrecerles ayuda para formular sus objetivos de una manera personal y alcanzable por sí mismas, y encontrar su propia forma de poderlos llevar a cabo, porque será el primer paso y el más importante que hará posible que realicen sus sueños.

Mª Ángeles González
Coach certificada CORAOPS.
Socia fundadora de MAGCoaching

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies