Hablar en público es placentero y divertido. Descubre cómo conmigo

. 26 de abril de 2018

Por Mireia Murguiondo 

 Ya sabes que tu audiencia te evalúa desde el momento en que te levantas para hablar. Y eso te impone respeto. 

No consigues dominar los nervios, la presión hace que se te corten la respiración y las palabras y te aterra quedarte en blanco. Probablemente hayas tenido pesadillas con este momento, y en todas ellas hacías el ridículo o decías o hacías algo inadecuado.

Seguro que más de una vez te has preguntado si estas aburriendo al público, y puede que el silencio de la sala sea tan atroz que hasta escuches los latidos de tu corazón.

En ese momento querrías que la tierra te tragase y cualquier sitio mejor que delante de esa audiencia que analiza hasta el más mínimo de tus detalles.

Te sientes inseguro, vulnerable, la boca se te seca y tus piernas están tan rígidas que el temblor te ha subido hasta la garganta haciéndote perder el control de tu propia voz.

¿ Te suena de algo?

 Si tu respuesta es sí, sufres de miedo escénico.

No te preocupes, no eres ningún bicho raro. Es más, estás dentro del 85% de los españoles que tienen algún miedo a hablar en público. Y eso tiene solución.

Como actriz de teatro yo he pasado por las mismas dificultades con las que tú te encuentras hoy al dar una conferencia, una charla o cuando participas en una reunión de trabajo.

Yo también he sufrido esos nervios que no consigues dominar antes de “salir a escena”, esa presión que te invade en los primeros momentos y que te corta la respiración y las palabras impidiéndote disfrutar del momento.

Pues te voy a contar un secreto. A día de hoy sigo poniéndome nerviosa antes de salir al escenario. Los nervios son necesarios y son normales, vienen a decir que lo que estas haciendo te importa, y esto te ayuda a pasar a la ACCIÓN. Ahora bien, los puedes utilizar en tu provecho para brillar en escena o permitir que te jueguen una mala pasada sintiéndote pequeño e insignificante ante los demás.

Conozco la formula perfecta para que venzas tus limitaciones alcanzando ese éxito profesional que anhelas. Y esa formula se llama “Coaching en Técnicas Expresivas”, un entrenamiento corporal a base de técnicas teatrales que te ayudarán a vencer el miedo a hablar en público y mejorar tus habilidades comunicativas convirtiéndote en una persona más carismática y segura.  

La falta de comodidad, relajación y atención en un escenario es algo que un profesional no se puede permitir. Y eso es algo que se entrena.

Y cuando digo entrenar me refiero a ello como una actividad física. 

Para ser un buen orador el cuerpo ha de estar entrenado, no sólo en unas habilidades comunicativas, sino también físicamente.  

Ahí es precisamente cuando el entrenamiento actoral entra en juego.

Creo que estaremos de acuerdo si digo que el trabajo que un orador lleva a cabo en un escenario y el trabajo de un actor en el teatro tienen grandes similitudes. 

¿Qué es una persona que da una charla frente a 100 espectadores sino un actor representando un papel? 

Hay algunas diferencias en la manera de ejecutar el trabajo, pero las fichas y el tablero de juego son las mismas; escenario, público, historia, personaje.

El Coaching en Técnicas Expresivas favorece la relajación, la atención y la concentración además de aumentar nuestro autoestima. Por otra parte, los juegos teatrales y las dinámicas de grupo favorecen la desinhibición y la creatividad ayudándonos a vencer el miedo a las exposiciones en público. Y la expresividad corporal a través de la música nos conectan con la emoción, el cuerpo y la conciencia física. 

Olvídate de la típica clase en la que sólo te sientas a recibir. Aquí vas a ponerte en acción desde el primer momento. 

Tú y yo nos remangaremos y nos meteremos juntos en el barro. Y cuando digo eso me refiero a que yo lo haré contigo.

Me subiré al escenario y actuaré como tu compañero de escena, como director y también como público. 

Vamos jugar y vamos a pasarlo bien al mismo tiempo que aprendes e integras todo lo practicado.

Dejarás de tener dudas de “cómo hacerlo” ya que tu cuerpo estará entrenado para afrontar ese reto con éxito. Y recordarás lo divertido y placentero que puede llegar a ser.

Cuando vuelvas a salir a “escena” los nervios dejarán de apoderarse de tu cuerpo y tu mente intentando recordar todos los consejos y recomendaciones que has escuchado, pues tu cuerpo ya sabrá cómo hacerlo.

Si no te ha funcionado nada de lo que has probado hasta ahora, prueba con algo diferente, te aseguro que te sorprenderá y te divertirá. 

Para empezar, te invito a que te descargues mi Ebook “Lo que nadie te ha contado sobre el arte de hablar en público” de manera totalmente gratuita en mi página web Lavidaespuroteatro.com.
Tu firma en el artículo:Mireia Murguiondo
Etiquetas:#hablarenpublico #miedoescenico #oratoria #coaching #liderazgo #exito #comunicacion

Por Mireia Murguiondo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies