Corriente

. 4 de agosto de 2016

andrea-lorenzo

Por Andrea Lorenzo Montero

Me voy a tomar el tiempo que quieras. Y lo que necesites contigo.

Me voy a quedar detrás. Muy cerca. Pero rezagada. Voy a llenar copas y copas de tu sed. A vaciarlas con tus labios y a disfrutarlas con tus caricias. Voy a respirar el vapor del hielo seco. Y a enfusionarme en tus rincones.
Voy a mezclarme cuando te agites, me agites con lo ácido de tu dulzura. Para conseguir el amarga delicado que me llene de sabor.

De salado. Del azul de tus toques. De los hielos que rebosan. Que rebosan.
Y copan el verso, las copas que llenas. Para disfrutar el vacío. De después.

Que después sea solo eso. Disfrute.

Seguridad. Olvidarme de todo. Y dejarme llevar. Y que me lleves contigo. Da igual dónde. Pero que me despierten los rayos de luz de tus manos. Calientes. Y que continúen, que vuelvan a empezar lo que tan bien culminamos. Que me desabroches.

Y que por la mañana, cuando me vaya y cierre la puerta, solo queden más ganas. Y la marca de no saber. Y la sed.

Desde el sentimiento de dejarse llevar por lo que se siente.

Andrea Lorenzo Montero
Poeta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies