Coaching sexual

. 16 de julio de 2014

raquel-gargallo-coach-mundocoachingmagazine

Por Raquel Gargallo 

“¡Todo es Sexo!” el sexo es el motor de la evolución de las especies, una necesidad básica  y la más íntima forma de expresión entre las personas.

La sexualidad es una de las formas más íntimas de comunicarse, de vivir la ternura, los afectos, el deseo y el placer. La sexualidad forma parte de nuestra identidad, de nuestra salud, de nuestra vida.

El coaching sexual no arregla problemas, como Coach mejoramos  situaciones.

El buen sexo es aquel que nos hace sentirnos vivos, y eso en realidad es lo que anhelamos. 

A través del coaching ayudamos a mejorar la vida sexual de las personas en diferentes aspectos:

Autoestima

El modo en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos afecta de forma decisiva a todos los aspectos de nuestra experiencia, especialmente en nuestras relaciones y en el sexo.

Tener un adecuado sentimiento de la propia valía (es decir, aceptarse, respetarse, cuidarse y confiar en uno mismo, sin necesidad de aprobación externa) es básico para disfrutar la sexualidad y hacerla nuestra.

Sexo con uno mismo vs Pareja

Cómo nos queremos, cómo nos tocamos, cómo nos dejamos tocar, como nos sentimos.

El ritmo de vida, el envejecimiento, el estrés, los disgustos, el cansancio…nos impide estar o definirnos como alguien sexualmente activo que tiene que cumplir un cupo, cada uno tiene unas necesidades, unos gustos pero para poder disfrutar de todo ello hay que trabajar, creencias, hay que trabajar el respeto por nuestras ideas y las de mi compañero/a.

Todo está ligado a la autoestima, a la relación que tenemos con nuestro cuerpo y como nos relacionamos con otro cuerpo, las referencias que tienen sobre el sexo, sus grandes verdades, la idea formada de lo que tiene que ser sexo (muchas veces virtualizada o exagerada por películas, libros, canciones…) influye en cómo lo vivimos.

 

Comunicación

El sexo es algo natural. ¿Qué es lo que quieres? ¿Qué necesitas?  Se lo que me gusta,  lo digo y lo pido. 

La comunicación con nosotros mismos determina en gran medida la autoestima, mensajes y pensamientos negativos impiden que construyamos un camino sereno, sincero y directo a comunicarnos con nuestra pareja, porque la frustración con nosotros mismos la vamos a hacer rebotar en la otra persona o vamos a enclaustrarnos dentro de nosotros sin saber salir y disfrutar.

Ser consciente de cómo te hablas es el primer paso para cambiar tu comunicación. Después escucha.

Si no hablas como quieres que te entienda, si no escuchas como puedes entenderle.

Inteligencia “Erótica”

El sexo empieza en el cerebro  “libera tu mente y liberarás tu cuerpo”

Tenemos dada la educación y la sociedad demasiadas ideas preconcebidas, demasiadas inseguridades, demasiadas interferencias ¡así no hay quien disfrute del sexo!

La convivencia, el estrés, el agotamiento… influye en nuestra intimidad. Todo ello tiene un impacto en nuestras vidas, nuestras mentes, nuestros cuerpos y en nuestras relaciones.

Para disfrutar necesitamos estar presentes, es decir estar conectados a nosotros mismos, a nuestra pareja, a nuestro espacio y a nuestra estimulación erótica.

Intimidad, es tuya y de nadie más, no la ensombrezcas por prejuicios, tabúes o limitaciones.

Decide desear, decide darte permiso, empoderarte, decide qué vas a vivir con tu cuerpo, decide asumir el enorme potencial para gozar, decide que es tu responsabilidad cuidar de tu placer, decide echarle valor e ir a por tus anhelos, decide qué vas a encontrar respuestas a tus dudas y salidas a tus dificultades.

Nuestra felicidad sexual no es algo que surge por arte de magia, sino algo que hacemos que suceda.

Sal de tu zona de confort: ¿Qué hay por conquistar?

Inteligencia emocional

Las relaciones llevan implícitas emociones y miedos, con amor o sin él, aprendamos a gestionarlas.

Las emociones que nos podemos encontrar ligadas a la sexualidad son muchísimas (rabia, vergüenza, culpabilidad resentimiento…), y para reconocerlas hay que trabajarlas.

Los miedos también aparecen como una gran sombra en este tema, pero si aprendemos a escucharlos, nos pueden enseñar mucho, aquello que censuras dice también algo de ti.

Atentos porque una cosa es lo que pensamos conscientemente pero ¿Qué sentimos inconscientemente?

Salud física y mental

Tener relaciones sexuales es beneficioso para nuestro bienestar, nos ayuda a estar en forma, quemar caloría y fortalecer el corazón bajando la presión arterial. 

El sexo libera hormonas que hacen que te sientas revitalizado y mejoran tu estado de ánimo, reduce el estrés y ayuda a dormir, y dormir bien es una de las claves para mantener una vida saludable.

Según nos explica José Borrás, doctor en medicina, sexólogo y psicoterapeuta, la sexualidad es un aspecto fundamental de nuestra salud psíquica y física; es una dimensión de nuestra personalidad, porque hombres y mujeres nacemos, vivimos y sentimos como seres sexuados y tenemos derecho y somos responsables del disfrute de esta privilegiada forma de comunicación

 

Raquel Gargallo
Coach Sexual y Personal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies