Coaching en el hielo

. 4 de abril de 2017

Por Luis Alberto López Revuelta

¿Es posible ganarte la confianza de tu equipo en el lugar más inhóspito del planeta? ¿Se puede trabajar el Rapport a -60ºC?

Esta es la historia más increíble jamás vivida, llevada a cabo por un genio a la hora de crear contexto, Sir Ernest Shackleton.

«Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo escaso. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura el regreso. Honor y reconocimiento en caso de éxito»

Éste es el anuncio que publicó Shackleton en el diario Times en octubre de 1914 para completar su equipo. Como anécdota, recalcar que recibió 5.000 solicitudes.

A finales de 1914 partió el Endurance con 26 marinos a bordo, más la grata compañía de un simpático polizón, al que Shackleton acogió como a uno más. También estaba Mrs Chippy, una preciosa gatita que cayó al agua en las heladas aguas del Atlántico. Inmediatamente Shackleton ordenó dar la vuelta y recogerla.

¿Cómo se debieron sentir los tripulantes ante semejante acto de humanidad?

La confianza es el elemento clave en el que se sustentan las relaciones, más allá de la jerarquía. A raíz del encallamiento del Endurance en el hielo, Shackleton y los mandos eran los primeros en hacer guardia, los últimos en comer, manipularon el sorteo de los sacos de piel para que no les tocaran a ellos, se ganaron la confianza de su equipo, consiguiendo que se sintieran más seguros, más protegidos, a miles de millas de sus casas y con temperaturas cercanas a los -50ºC.

En coaching decimos que podemos reconstruir la confianza a través de nuestros actos y así generar de nuevo la emoción, el barco se encalló en el hielo, pero el comportamiento de Shackleton les reconfortó.

En enero de 1915, el Endurance encalla y deciden montar un campamento en el hielo. Durante 6 meses Shackleton trabaja el Rapport con su equipo, era su obsesión y prioridad número 1.

En la base de la pirámide, situaríamos la creación de un entorno agradable. Organizaba concursos de teatro, lectura, peluquería, liga de rugby, e incluso usaban un gramófono para hacer fiestas por las noches. Era un maestro en la tarea de igualar el lenguaje, la emoción y la corporalidad de su equipo. Todos tenían un grupo de perros a los que cuidar, todos compartían las labores de limpieza y mantenimiento del campamento, sin importar el rango ni la formación. Cada día tomaban una bebida caliente y una galleta, que se miraba para desayunar, se chupaba para comer y se comía para cenar. Y todo ello bajo un halo de enorme respeto, de una sensación de hermandad, todos eran iguales y todos ansiaban lo mismo, incluso hizo todo lo posible por mantener vivos a los perros, los consideraban parte de la familia.

En junio de 1916 toman la decisión de partir en un pequeño bote hacia Georgia del Sur, para buscar ayuda. Es una travesía de más de 800 millas, en la que durante 17 días tuvieron que pasar mil penurias. Y todo ello, fundamentado en los 4 comportamientos que sustentan la confianza:

Competencia: fueron capaces de reforzar el bote salvavidas para surcar más de 800 millas en las aguas más bravas que existen, llegaron a su destino con una desviación de 10 millas, algo que aún hoy con los equipos más modernos parece increíble.

Sinceridad: Shackleton nunca ocultó ni la realidad ni sus intenciones, el objetivo de la expedición cambió automáticamente y pasó a ser la supervivencia de todos los tripulantes.
Coraje: Nunca desfallecía, ni el encallamiento, ni el hundimiento posterior del Endurance, ni el reto del viaje en el bote, cuando tuvo que tomar una decisión arriesgada dio el paso necesario.
Credibilidad: Les obligaba a comer incluso su propia ración, era el primero en hacer guardia, el último en acostarse, su optimismo contagioso les dotó de la energía necesaria para emprender cualquier acción.
¿Cómo consiguieron sobrevivir 27 personas durante casi 2 años en semejantes condiciones? La clave es el contexto generado, Shackleton consiguió generar y restaurar la confianza del grupo ante todas y cada una de las adversidades que surgían, en coaching es la parte elemental sobre la que se sustentan el resto de acciones.

Luis Alberto López Revuelta
Coach Sistémico de Equipos CORAOPS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies