Aprende a mejorar tus habilidades sociales

. 21 de marzo de 2017

elisa-fraile

Por Elisa Fraile.  

Las habilidades sociales son el conjunto de conductas que tenemos cuando nos relacionamos o interactuamos con otras personas y que nos ayudan a hacerlo de una forma efectiva, asertiva y satisfactoria. Los seres humanos no nacemos con ellas, sino que las vamos aprendiendo a lo largo de nuestras vidas, por lo que si son tu talón de Aquiles no te preocupes, puedes aprenderlas, mejorarlas y desarrollaras con tiempo y práctica. A continuación voy a presentarte las 10 habilidades sociales principales, así que si quieres tener más éxito en tus relaciones y en tu vida, ¡presta atención que allá vamos!

  1. Deja el móvil:vivimos en la era de la tecnología, y está muy bien pero hasta cierto punto. Cuando estamos con alguien le prestamos más atención al teléfono y al Whatsapp que a esa persona, y luego nos quejamos cuando no la tenemos cerca. Una habilidad social básica es estar presente al 100% en el momento en el que estés con alguien, así que deja el teléfono y entrégate a la otra persona.
  2. Escucha activa vs oír:¿cuántas veces te han contado algo y ni te has enterado? Una cosa es oír y otra muy diferente escuchar. Cuando oímos somos conscientes de que la persona nos habla, pero la mayoría de las veces no sabemos sobre qué. Practica la escucha activa, es decir, presta atención a lo que dice la otra persona, cómo lo dice, el tono de su voz, sus gestos y entrégate a la conversación.
  3. Di su nombre:cuando estés hablando con alguien utiliza su nombre. No es lo mismo ver a alguien y decirle: “Hey qué pasa, ¿cómo estás?” a “Hola Sergio, ¿cómo estás hoy?” ¿Ves la diferencia? Cuando repites el nombre de la otra persona en medio de la conversación le estás dando al otro la sensación de estar presente, de que te importa lo que dice y de que le prestas atención, así que recuerda, algo tan simple como llamar al otro por su nombre puede tener efectos muy positivos.
  4. Contacto visual:cuando estés hablando con alguien mira a esa persona a los ojos. ¿Que te resulta difícil? No pasa nada, ve poco a poco. No se trata de que no levantes tu mirada de los ojos de la otra persona ni un segundo, eso llegaría a ser un poco intimidante, pero si es importante que durante amplios períodos de tiempo mires a la otra persona y que de vez en cuando asientas con la cabeza en señal de que no solamente le estás escuchando, sino también de que estás entendiéndole.
  5. La sonrisa:es un arma infalible. Cuando estés delante de otra persona, sonríela. Obviamente no vas a sonreírle a alguien cuando está pasando por el peor momento de su vida y está llorando, esto se sobreentiende. La sonrisa tiene un poder increíble, y si no haz la prueba. La próxima vez que vayas por la calle mira a algún extraño y sonríele, es un ejercicio muy motivador (sobre todo porque la gente suele devolverte la sonrisa y algo tan sencillo es capaz de cambiarte el día).
  6. Contacto físico:una forma de crear un contacto positivo con la otra persona es a través del contacto físico. Un apretón de manos, ponerle la mano en el brazo, en el hombro o una palmadita en la espalda contribuyen en la mayoría de los casos a que la primera impresión sea buena.
  7. Se asertivo:la asertividad es una habilidad social muy importante. Ser asertivo implica saber expresar tu opinión de una forma apropiada, aunque ésta sea diferente a la de la persona o personas que tienes delante y sin faltarle el respeto a los demás.
  8. Empatía:es muy importante saber ponerse en la piel de la otra persona. Habrá numerosas veces en las que no entendamos a los demás, pero que no los entendamos no nos da derecho a juzgarlos, reírnos o criticarlos. Cada uno tiene sus vivencias, experiencias e historias. Que tu historia sea diferente a la de los otros no es ninguna razón para que lo que les pasa a los demás sea motivo de juicios o burlas. Se puede entender a la otra persona aunque no compartamos su punto de vista. Recuerda que cada persona hace lo que puede con lo que tiene.
  9. Se paciente:cada persona y cada situación tienen su ritmo. Muchas veces nos enfadamos o impacientamos porque los demás hacen las cosas de otra manera o a otro ritmo diferente. Dominando esta habilidad será más improbable que ante determinadas personas o situaciones pierdas los papeles, que te moleste y que se acabe convirtiendo en un conflicto. Antes de actuar, respira profundamente contando hasta 10, y verás lo que pasa.
  10. Ofrecer cumplidos:muchas veces criticamos o juzgamos la actitud del otro sin siquiera darnos cuenta. Decimos cosas tipo “si es que no sabes” en vez de decir algo que motive a la otra persona como “cada vez aprendes más rápido”. Podemos decir cosas que motiven al otro o le desmotiven. No es lo mismo llamar a alguien y soltarle un “es que ya nunca me llamas” que un “¡no sabes la ilusión que me hace hablar contigo después de todo este tiempo!”.

Como puedes ver las habilidades sociales son vitales para mejorar nuestra relación con los demás y, como consecuencia, nuestra calidad de vida. 

 

Elisa Fraile
Experta en Autoestima y Amor Propio
elisafraile.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies