66 jóvenes con discapacidad intelectual, más cerca de un empleo, gracias al mentoring

. 6 de julio de 2015
  • Finaliza el Programa de Mentoring y acompañamiento a jóvenes con discapacidad intelectual de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y la Escuela Europea de Coaching.   
  • El acercamiento entre el mundo de la empresa y el de la discapacidad intelectual, posible gracias a la colaboración de voluntarios de 14 empresas en Madrid. 

La actual edición del Proyecto de Mentoring que la Fundación Carmen Pardo-Valcarce ha puesto en marcha con la Escuela Europea de Coaching se ha despedido con la celebración de un acto final en el que se ha dado cuenta de los éxitos logrados y donde brillaron sus protagonistas: las 66 parejas formadas por jóvenes con discapacidad intelectual, alumnos de Campvs, el programa de formación superior de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, y los profesionales de empresa que de forma voluntaria han ejercido como sus mentores.

Para el desarrollo de este programa de mentoring, la Fundación ha contado en esta edición con el apoyo profesional de la Escuela Europea de Coaching, que se ha encargado de formar y apoyar a los voluntarios en su rol de mentores a través del entrenamiento en habilidades necesarias como la capacidad de escuchar, de dar feedback, de potenciar la excelencia y, por encima de todo, de desarrollar la confianza.

Destacan los logros conseguidos, más de 390 reuniones, 66 procesos de mentoring completados, participación activa de los mentores en las tutorías grupales y el apoyo de 14 empresas que han promovido el proyecto en sus organizaciones como voluntariado corporativo.

El objetivo de acercar estos jóvenes al mundo laboral ha sido un éxito, explicó María Orts, directora de Campvs, el programa de formación en el que están inmersos los jóvenes, quien asegura que “el mentoring ha permitido poner a los alumnos en contacto con profesionales que les pueden hablar de sus trabajos, sus empresas y ayudarles a enfocar su futuro profesional”. En palabras de las tutoras de Campvs, “ha sido muy positivo el impacto que ha tenido el mentoring en la vida de unos jóvenes cuyas experiencias, hasta ahora, eran muy limitadas y cuyo contacto con la empresa era inexistente. Los mentores le han puesto cara, voz y cuerpo a la empresa.

Los alumnos han visitado por primera vez una empresa, han ensayado entrevistas de trabajo, han practicado a manejarse con dinero o con el plano de metro, y han desarrollado valores como “la autoestima”, “la autonomía”, y “la superación”. “Ser feliz por mis propios medios, no buscar la felicidad en otras personas, sino por mí mismo” o “que hay que luchar por las metas y que todo se consigue” son algunas de las lecciones que han interiorizado alumnos como Carlos y Lupe de la mano de sus mentores. Éstos, por su parte, declaran haber aprendido “que lo fundamental es la relación de confianza”, “a escuchar de forma activa y empática”, “a cambiar el tempo para acompasarlo al del otro” y a “rescatar habilidades de conexión con la gente”.

“Este es un proyecto real, con personas concretas y, como se puede ver, con resultados concretos, declararon, en el evento, los representantes de RRHH y RSC de las empresas que colaboran con la Fundación Carmen Pardo-Valcace en este programa. Para Alicia Morales, coach y formadora de la EEC, que ha acompañado a los mentores durante todo el proceso, el éxito está en “haber iniciado un camino de cambios que vemos ahora y seguirán produciéndose en el futuro”.

El proyecto ha sido posible gracias al apoyo de las empresas que han promocionado el proyecto como voluntariado corporativo dentro de sus organizaciones. Entre las empresas que colaboran con la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, se encuentran LVMH Perfumes & Cosméticos, AON, Fundación Mahou-San Miguel, Banco Popular y Fundación Vodafone España. El programa cuenta con el apoyo académico del IE Business School, la colaboración tecnológica de Fundación Accenture, MDTEL e IBM, y el apoyo de las compañías Globalvia, Indra, Colt Technology, Grupo Vips, Leroy Merlin, Cisco, Bankinter, Ecoembes y CBRE. 

Fundación Carmen Pardo-Valcarce

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce trabaja por la participación de las personas con discapacidad intelectual en nuestra sociedad, creyendo además que así será más rica y diversa.  En torno a esta misión, la Fundación ha crecido tanto en número de servicios como de personas atendidas, alrededor de mil en la actualidad, diseñando apoyos allá donde encuentran barreras para su participación: educación, empleo, vivienda, ocio, deporte, sanidad, justicia. Y buscando un entramado que permita tender puentes para que las personas con discapacidad intelectual estén cada día más presentes en la sociedad. Creada en 1948, su trayectoria en estos años, le permite ser hoy un referente, tanto a nivel nacional como internacional, en el ámbito de la discapacidad intelectual. En al año 2007, la Business Guide creada por Naciones Unidas incluye a la Fundación como una de las 2 únicas ONG españolas, entre 85 ONG de todo el mundo, de mayor confianza para formar alianzas con empresas.

Para la Fundación Carmen Pardo-Valcarce es de suma importancia el trabajo en la igualdad de oportunidades y en el respeto. Y en este sentido, cobra especial importancia el uso correcto y respetuoso del lenguaje utilizado para referirse a las personas con discapacidad intelectual: nunca se deben utilizar términos peyorativos como “minusválido” (menos válido), “inválido” (no válido), o “deficiente” (con fallos). El término correcto es siempre persona con discapacidad intelectual. “Persona con” porque las condiciones son sólo partes, una persona son muchas más cosas y la condición no puede eclipsarlo, y “discapacidad” expresa capacidades diferentes.

Escuela Europea De Coaching

La EEC es una empresa dedicada a la capacitación y al entrenamiento de personas que quieren ejercer como coaches profesionales. En el ámbito empresarial, la EEC colabora con organizaciones que buscan un cambio cultural y de desarrollo a través de las habilidades y las competencias del coaching ejecutivo. La Escuela Europea de Coaching inició su andadura en Madrid en el año 2003. Actualmente, tiene presencia en España, Italia, Portugal así como en el continente latinoamericano. Además, la EEC cuenta con el mayor equipo de coaches, lo que le permite colaborar con empresas en todo el mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies